Provincia de Esmeraldas

mappa de sudamericaLa provincia de Esmeraldas, tiene una extensión de 15.237 km² y con 428.902 habitantes, es la provincia costera del norte del país que limita con Colombia. La ciudad de Esmeraldas, con una población de 250.566 habitantes, es la capital provincial y alberga al 80% de la población negra del Ecuador. El ingreso per capita promedio provincial es de US$ 670.


Playa de Provincia EsmeraldasEs una zona agrícola por excelencia: el tabaco, café, cacao, banano, palma africana y diversas frutas tropicales son sus principales productos. La explotación maderera, al igual que la pesca artesanal e industrial son también fuentes de ingresos económicos. Debido a toda esta actividad, en Esmeraldas se registra movimiento comercial, portuario y turístico. El perfil costanero de Esmeraldas es de 230 km aproximadamente. Sus playas y balnearios cautivan a los turistas por su mágico contraste.

Rio Verde de EsmeraldasLo que más cautiva al turista, es la calidez y alegria del esmeraldeño, quien con gracia y simpatia hace sentir bien a su invitado. Los esmeraldeños han sabido conservar muchas creencias y ritos africanos como la ceremonia de la macumba. Su folclore de ritmo afro-ecuatorial es vibrante y contagioso, constituyendo un verdadero espectáculo admirar a los danzantes vestidos de blanco, acompañados por la música de la marimba, la misma que ha conservado su autenticidad (tienen sus propias escuelas de danza). La vida nocturna es agitada, especialmente en Atacames (a 30 km de Esmeraldas), una de las playas visitada por miles de turistas al año. Posee una buena infraestructura hotelera y su cocina típica, a base de pescado, mariscos y coco es un verdadero deleite.

Ciudad EsmeraldasLos balnearios de Esmeraldas son exactamente como los había imaginado el viajero: llenos de palmeras y kioscos de bambú diseminados a lo largo de la playa, donde se puede adquiririr frutas,jugos y la incomparable agua de coco. Playas como Atacames, Muisne, Rio Verde, Súa y otros, donde se puede llegar por barco o por un pintoresco ferrocarril, despiertan deseos de evasión. Añada a todo esto los ingredientes de alegria y hospitalidad de la gente de Esmeraldas.